My HeyDay

Sometimes I think it is my mission to bring faith to the faithless, and doubt to the faithful


Espantado por The Economist

Aunque soy un fan enooorme de esa revista británica, uno de los editoriales de esta semana, defendiendo la "liberalización" de la compra-venta de riñones, me ha demostrado que no soy tan liberal como pensaba (afortunadamente).

Los argumentos del artículo son claros (se centra en donantes vivos, más calidad):
  • Cada año mueren muchas personas que necesitan un riñón (en EEUU, 4.000). Y sólo necesitamos uno para vivir confortablemente.
  • No se llega a cubrir la demanda de riñones con las "donaciones voluntarias" (o subterráneas, como en España, donde si te mueres y no has especificado lo contrario, tus órganos se donan automáticamente).
  • Al estar prohibido, se ha creado un mercado negro de compra-venta donde la calidad de la operación es horrible, el 'comprador' se arriesga a recibir un riñón de alguien ya enfermo (sida, etc),
  • Al hacerlo legal, se pediría un monitoreo en profundidad de la salud del donante. Sólo los sanos valdrían. Y además del pago (2000-4000$) se le daría un seguro médico de por vida (que por otra parte sería barato, porque el tipo es muy sano, como se vió antes).
  • Ahora es legal en muchos países (EEUU incluido) las madres de alquiler y "prestar tu vientre" es 4 veces más arriesgado para tu vida que donar un riñón.
  • Sólo hay argumentos morales para defender lo contrario.
Esta frialdad en el análisis me deja un poco descolocado. Quiero decir: pueden tener razón en el enfoque y las críticas a la estrategia actual. Pero una manera de controlar la "demanda" de riñones pasa por combatir la obesidad, mala alimentación y todos los malos hábitos que están haciendo que se dispare la demanda de riñones. Prevenir antes que curar. Porque está claro que aquí se va a jugar con la desigualdad, y sólo los ricos se beneficiarán de los riñones de los desesperados.

Hay otras contraestrategias más justas:

Mercado regulado: El estado fija un precio de acuerdo a la oferta y la demanda y paga al donante en las condiciones de arriba. Luego sortea el riñón entre la gente más necesitada (o atendiendo a criterios de edad -los jóvenes primero-).

Prevención: Evitar que haya esa demanda de riñones mediante mejores estilos de vida.

Si tenéis acceso, podéis además consultar el artículo ampliado en páginas interiores sobre el modelo iraní de mercado de riñones.

Labels:

4 Responses to “Espantado por The Economist”

  1. # Blogger ninest123 Ninest
  2. # Blogger ninest123 Ninest
  3. # Blogger ninest123 Ninest
  4. # Blogger ninest123 Ninest
Post a Comment



Poldavo (Alex). Get yours at flagrantdisregard.com/flickr

© 2006 My HeyDay | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.

Estadí­sticas