My HeyDay

Sometimes I think it is my mission to bring faith to the faithless, and doubt to the faithful


Una Vez Fuimos Uno


Te miro y sonrío. Te vas aunque no quieras. Y mientras la ilusión se extingue, tan maravillosa como irreal, el telón cae lentamente sobre el escenario. Las luces se vuelven a encender, desconcertantes. Vuelta a la propia vida.

Una vez fuimos uno. Te dormías en mi hombro mientras recorríamos valles andinos en trenes antiguos. Me dabas la mano mientras compartíamos coñac de petaca con unos desconocidos que el azar puso en los asientos frente a nosotros.

Pero ahora recupero mi singularidad. Y con ella, las cosas dan sentido a mi vida. Disfrutar de las luces del atardecer, las películas antiguas, la música diversa. El contacto, el tacto, el cariño que abraza, que ríe, que es optimista. Las conversaciones supérfluas, la amistad ilimitada, mi propio tiempo. Mi tiempo. Tiempo para ser generoso con los demás. Para ayudar sin esperar nada a cambio... miento: esperando una sonrisa como propina. La libertad, para ser, para construir, para anhelar. Los viajes. Los viajes con buenos amigos. La comida compartida. Y nuevos sueños, renovados, positivos, increíblemente, exageradamente felices. El sexo que termina entre risas. El amor del que no duele. El silencio, que prosigue tras la tormenta.

Eso es lo que viene ahora.

Labels:

5 Responses to “Una Vez Fuimos Uno”

  1. # Blogger MJ

    Recuerda que mucha gente te quiere mucho...  

  2. # Blogger Alex Guerrero

    Bien que lo sé y lo hacéis notar. :)  

  3. # Blogger lauriki

    suscribo lo dicho por la señora.  

  4. # Blogger Alex Guerrero

    Debí haber hecho lo que la chica de la viñeta.  

  5. # Blogger MJ

    Por que Lauriki me llama señora? Joer, que mal sienta...  

Post a Comment



Poldavo (Alex). Get yours at flagrantdisregard.com/flickr

© 2006 My HeyDay | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.

Estadí­sticas