My HeyDay

Sometimes I think it is my mission to bring faith to the faithless, and doubt to the faithful


Juan Linz cumplió 80 años

Hoy ha sido un día muy interesante. Lavezzolo me honró con su visita a Yale, y le saqué a probar las mejores pizzas de la ciudad. Pero eso no evitó que madrugáramos en esta fría mañana para asistir a un ciclo de conferencias muy especial.

Juan Linz, probablemente uno de los cinco politólogos/sociólogos más importantes del siglo XX, era honrado con diversas charlas sobre su persona y su obra en su 80 cumpleaños. Todo comenzó hace varias décadas, cuando fué el primero en romper el tabú y distinguir entre regímenes totalitarios y autoritarios. Y la España de Franco, de repente, se convirtió en un benchmark para todo científico social interesado en dictaduras y transiciones a la democracia. En las conferencias descubrías los grandes debates intelectuales que Juan y su generación, parte de la cuál estaba allá presente, como el mítico Bob Dahl, habían sostenido hasta consolidar las ciencias sociales como herramientas de conocimiento riguroso. A Bob se le entrecortó la voz, emocionado, mientras agradecía a Juan, allá frente a él, sonriente, cuarenta años de profunda amistad intelectual y humana. Sobrecogía imaginarte las emociones tan intensas que estaban viviendo en ese momento tan dulce, en el otoño de sus vidas.

Durante el coffee break, Juan se sentó en la silla contigua, así que aproveché para saludarle. Estuvimos charlando un buen rato. "¿Qué tal por Yale?", me preguntó. Y ahí indagó en los misterios que me rondaban por la cabeza: "¡Los ricos nunca van a querer pagar impuestos, qué tontería! ¡Los pagan cuando hay alguna fuerza que les obliga a ello! ". Esbocé una sonrisa. Sus décadas de sentido común borraban de un plumazo algunas asunciones demasiado extendidas en la literatura. Y es que, a veces, hay que desleerse un poco y tratar de pensar de nuevo los problemas sociales, a riesgo de no salir de las aguas cenagosas en las que otros se metieron.

Estar en Yale, como en los sueños, es un estado de inconsciencia. No te das cuenta de lo afortunado que eres pudiendo charlar, intercambiando opiniones, o recibiendo consejos de gente que realmente hace avanzar la disciplina. Que se comprometió con la Verdad en su momento. Y que ello no le impide verte prácticamente como un igual a la hora de debatir, de una manera muy fresca.

Realmente es enriquecedor. Dejo para este otro blog esbozar qué es lo que contó Juan en su discurso final, pero todos salimos muy motivados de la sala. Seguiremos narrando.

Labels: , ,

8 Responses to “Juan Linz cumplió 80 años”

  1. # Blogger Tok

    a mi esa distinción de matices me parecen paños calientes para empañar la naturaleza de uno en concreto...
    claro que yo no sé mucho de esto... y en mi programa para Tac siempre hablan del "régimen anterior"...  

  2. # Blogger Alex Guerrero

    El gran salto fue pensar en las dictaduras (y su desaparición) como un pacto entre los moderados del régimen y los moderados de la oposición. ¡Esto entonces era algo inédito! Siempre se pensó que la única manera de superar una dictadura era derrocándola violentamente.  

  3. # Anonymous el pitufo negrete

    anda esa es la peli esa, solo en clase! como se echó a perder el actor ese!  

  4. # Anonymous el pitufo negrete

    esa esa esa! que pasa!? los pitufos somos de ciencias!  

  5. # Blogger ninest123
  6. # Blogger ninest123
  7. # Blogger ninest123
  8. # Blogger ninest123
Post a Comment



Poldavo (Alex). Get yours at flagrantdisregard.com/flickr

© 2006 My HeyDay | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.

Estadí­sticas